Especialidades Médicas

endoscopio

Cirugía endoscópica

La Cirugía Endoscópica es una técnica que permite visualizar el interior del tubo digestivo a través de los orificios naturales.

Los cambios en la endoscopía diagnóstica, y luego de la cirugía endoscópica, han sido revolucionarios en las últimas décadas.

También ha habido importantes avances en los instrumentos de esta especialidad. Éstos han permitido mejorar el diagnóstico y tratamiento de las diversas patologías digestivas, mediante procedimientos quirúrgicos endoscópicos menos invasivos y con recuperaciones más rápidas y prácticamente ambulatorias.

En general las indicaciones más frecuentes para una Cirugía Endoscópica son:

  • Resección de tumores y/o pólipos del tubo digestivo alto (esófago, estómago y duodeno).
  • Resección de tumores y/o pólipos del tubo digestivo bajo (colon y recto).
  • A nivel de la vía biliar (colédoco): extracción de los cálculos del conducto biliar, instalación de prótesis en el conducto biliar en caso de estar ocluido.
  • Instalación de sondas de alimentación vía nasal o a través del estómago.
  • Cuando existen estenosis (estrechez) benignas del esófago, estómago, duodeno, colon y recto se pueden dilatar por vía endoscópica.
  • Tratamiento de hemorragias digestivas altas y bajas. Existen múltiples técnicas para detener los sangramientos. Con ellas, también se logra evitar una cirugía mayor, habitualmente de urgencia, con complicaciones y mortalidad elevada.
  • Instalación de balones intragástricos para el tratamiento de la obesidad.

Temas relacionados:

Deja un comentario