Especialidades Médicas

artroscopia1

Cirugía Artroscópica

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico usado por los cirujanos ortopédicos para visualizar, diagnosticar y tratar problemas en las articulaciones.

El diagnóstico de los daños en las articulaciones y sus enfermedades empieza con una revisión completa de la historia médica, reconocimientos físicos, y generalmente Rayos X. Reconocimientos adicionales también pueden ser necesarios, como un MRI (representación de la resonancia magnética), o un CT (termografía catódica). Un diagnóstico final es efectuado a través del artroscopio, y éste puede ser más exacto que con el uso de cirugía ìabiertaî o estudios con Rayos X.

Las enfermedades y las lastimaduras pueden causar daños a los huesos, cartílagos, ligamentos, músculos y tendones.

La cirugía artroscópica, aunque es mucho más fácil en términos de la recuperación de la cirugía ìabierta,î todavía requiere el uso de anestesia y equipo especial en la sala de operaciones de un hospital o una sala de cirugía para pacientes no internados. Usted recibirá un anestésico general, espinal o una anestesia local, dependiendo de la articulación o del problema por resolver.

Una pequeña incisión (como del tamaño del agujero de un botón de camisa) será hecho para poder insertar el artroscopio. Varias otras incisiones pueden ser hechas para ver otras partes de esa articulación o insertar otros instrumentos.

Cuando es indicado, se efectúa una cirugía correctiva con instrumentos especialmente diseñados que son insertados dentro de la articulación a través de incisiones adicionales.

Temas relacionados:

  • Rodilla.
  • Hombro.

Deja un comentario